Michael Castleton
Michael S. Castleton

La izquierda autóctona y algunos Batllistas de la vieja escuela hacen gárgaras con la laicidad.

Es comprensible vista la historia de nuestro continente y la muchas veces indebida injerencia de la iglesia en la cosa pública.

Sin embargo quizás sea hora de rever tan aparentemente anacrónica visión de nuestro país.

¿Por qué? Porque sencillamente Uruguay es un milagro. La sola existencia de nuestra nación es un milagro desde el punto de vista histórico. La persistencia de nuestro país es otro milagro. Pero  que Uruguay sobreviva a la increíble impericia del Frente Amplio en el gobierno, eso sí que es milagro y pico.

Cualquier ciudadano con un mínimo de honestidad intelectual, o sea la capacidad de despartidizarse, no puede menos que asombrarse ante la supervivencia más o menos organizada de nuestro país.

No se sabe si habla muy bien o muy mal de los orientales. Probablemente ambas cosas.

Tenemos una base industrial devastada, costos de producción inverosímiles, los combustibles más caros de la región y de los más caros del mundo, sin embargo ahí vamos, a los tirones y a pesar de los mejores esfuerzos de buena parte de los que nos desgobiernan actualmente, ahí vamos. Hasta, este año en una región difícil, podríamos tener cierto crecimiento económico.

Es un verdadero milagro que nuestro Ministro de Economía otrora tan marxista pero hoy enrolado en las filas de Smtith y Riccardo, pueda moderar a los tirabombas de su colectividad y así plantear un programa económico más o menos lógico.

Por supuesto que el estado es elefantiásico, por supuesto que la mayoría de los frenteamplistas que ocupan cargos en el ejecutivo no están aptos ni para regentear un lupanar en Parallé, eso está clarísimo, pero a pesar de ello ahí milagrosamente vamos, ahí seguimos.

Lo que supera la paciencia de cualquiera son las imbecilidades que todos vivimos a diario. Lo de Sendic ya es una telenovela que demuestra que los que la aprueban son tan nabos como su protagonista. Los despilfarros e ineficiencia en el manejo de nuestros dineros, ya que el estado por definición no es dueño de nada, no permite ni siquiera análisis. Uno se queda sin palabras.

El increíble desmanejo por parte de un totalmente incapaz subsecretario del Interior del asesinato a sangre fría del pobre policía en Pocitos y todo lo que rodeó tan triste episodio no es más, y van, otra muestra de la palmaria ineptitud de esa gente.

Ahora se ha dado la moda tan absurda como ilegal de que las autoridades policiales citen a quienes difundan imágenes o versiones supuestamente peyorativas al gobierno para algún misterioso fin, cosa que también ilustra el desequilibrio mental de la mayoría de esta gente. Que sepa al menos el que escribe, sin orden de un juez o siendo capturado en flagrante delito nadie tiene que ir a ninguna citación perentoria de policía alguna. Pero, esta gente pretende amedrentar a sus conciudadanos haciendo abuso del poder, que temporalmente detentan, en forma flagrante. Es así que se pretendió amedrentar a un paisano de Santa Clara de Olimar cuyo único ‘delito’ fue comentar que una estancia de su pago la había comprado, cuando no, el vice presidente de la república. U, hoy, que la policía citó a un señor Vinci porque supuestamente puso una foto que no conviene a la imagen del gobierno en una red social.

Los políticos al igual que los gobiernos deben tener el cuero duro si son tan ineptos y desprolijos como el que tenemos. No pueden ni deben tratar de amedrentar a la ciudadanía con ilegalidades cuando nada más se les descubren otras. Mejor arrancar por ni hacer ilegalidades ni actividades inapropiadas.

El rosario, el verdadero rosario de yerros de este gobierno ya es demasiado largo para enumerar.

Sin embargo los orientales vivimos y luchamos y a pesar de los mejores esfuerzos de la izquierda vernácula, la vamos llevando.

El futuro dirá si podemos seguir llevándola. La deuda que nos dejarán es muy pesada.

Lo que es un verdadero milagro es que hayamos llegado hasta aquí.

Es milagroso que los uruguayos sigamos existiendo con un gobierno como el actual que gasta mucho más de lo que tiene y rompe todo lo que toca.

A pesar del Frente Amplio en el gobierno. Así es el Uruguay. Así somos los orientales. Milagrosamente, los ricos más pobres del planeta o los pobres más ricos del planeta.

One thought on “Tierra milagrosa

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required