Anibal V. Abreu
Anibal V. Abreu

Cuando se intenta arribar a la verdad, ya sea en lo cotidiano o en el conocimiento científico, es menester razonar. Y esto lo logramos cuando somos capaces de operar lógicamente, para poder llegar a una deducción, o sea que a partir de algunas afirmaciones generales se extraen conclusiones particulares. Y en los resultados obtenidos hay una máxima que es que “Si partimos de datos verdaderos y la deducción es válida, la conclusión necesariamente es verdadera. O al revés, si partimos de presupuestos falsos, las conclusiones son falsas”. Esto último ha sido un frecuente error de razonamiento en los últimos tiempos, lo cual genera una sensación de incertidumbre permanente en el ciudadano común.

Las administraciones de izquierda son responsables de esta situación, pues el grueso de este error conceptual viene del fondo de la historia del actual partido de gobierno. Basta recordar la antigua creencia de algunos mesiánicos, que entendieron hace 40 años, que era válido intentar planificar la vida de todos y arribar a resultados buenos para la sociedad, grave error intelectual producto de la arrogancia de algunos intelectuales y la ignorancia de muchos .

El presuponer que las cosas empiezan bien con voluntarismo y por eso van a terminar bien es temerario y abonan esta afirmación sobrados ejemplos de fracasos comprobados, a saber: PLUNA, regasificadora, tren de los pueblos libres, puerto de aguas profundas, Aratirí, ALUR, 12 empresas de ANCAP, FONDES etc. Así podemos comenzar a recordar un largo periplo (del pueblo) soportando supuestos fáciles y a la postre falsos, con resultados malos y caros para la comunidad.

Por ejemplo, la educación, educación, educación, según Netto “se están obteniendo resultados modernos”, sin embargo se cambian los planes y se renuevan desafíos para elevar la calidad de la educación, pero la tasa de egreso es cada vez más baja. Se pretenden cambios haciendo siempre lo mismo. Se apuesta a 1100 millones de dólares más, pensando que lo que exige materia gris se soluciona con dinero, la educación inclusiva y de calidad no es dinero solamente, las pruebas están a la vista.

El primer gobierno de izquierda en el 2005, supuso que liberando “colibríes” o “mis gurises” como los llamaba la Ministra Arismendi era muy acertado. Así, el Ministro Díaz liberó miles de presos pensando que era una acción muy progresista, el resultado es un aumento en progresión geométrica de la delincuencia y pérdidas record de vidas humanas

Un perfil revelador de este tipo de razonamiento es Mujica, cuando intenta minimizar la corrupción de su amigo Lula, “porque es mucho aspaviento por un apartamento”, ¿No era cierto el supuesto de que si es de izquierda no es corrupto? Supuesto falso, conclusión falsa.

Una feroz campaña contra el cigarrillo y, pero al mismo tiempo se promueve la marihuana, a partir de la idea  de que vendiendo oficialmente marihuana se va a mover de alguna forma la aguja del narcotráfico, falso, ingenuo y contradictorio.

Un supuesto falso es proponer la reforma del Servicio de retiros de las FFAA, como si fuera una caja de jubilaciones, sin saber qué Fuerzas Armadas requiere el Uruguay. Argumentando una equidad que es buena para el país, y en realidad es todo lo contrario. En efecto. El Ministro de trabajo reconoce en comisión del senado estar aprendiendo acerca del tema militar, sin embargo apoya y propone una reforma como si supiera. Miente al referir que no afecta a quienes tengan más de 20 años de servicios. Insiste que es independiente del análisis de las leyes orgánicas de las Fuerzas, esto es falso y el efecto negativo lo experimentara la Institución que debe velar por la soberanía nacional. Se puede decir, con un poco de humor que en este caso el supuesto del gobierno no es tan falso: Si le quito recursos, moral y futuro a una Institución, muere por inanición y nadie defenderá las instituciones de los liberticidas.

Pago de salarios por medios electrónicos, aduciendo inclusión financiera con el argumento de que es un adelanto social, lo cual es falso, se complica el funcionamiento de los comerciantes del interior, a los viajeros y transportistas y los seguros se beneficiados son los bancos y algunas financieras  particulares.

En este sentido también podemos decir que pretender gravar a los jubilados, cambiando los derechos adquiridos o partir de un atentado contra la libertad individual de las personas y habilitar la usura por parte del interés de las tarjetas mediante la ley de bancarización, para controlar la economía, es sin duda un claro ejemplo del título de este artículo.

Desgraciadamente hay muchos ejemplos, como creer que brindarle todas las facilidades y exoneraciones a inversiones extranjeras para que se lleven las materias primas, alcanza para atraer capitales y prosperidad, esto es también falso y peligroso para el medio ambiente.

Que el estado se involucre en proyectos tecnológicos solo para “cortar la cinta” y después es muy difícil medir sus resultados, es una metodología peligrosa, cara e improvisada, pues cuando se termina el circo, se convierte una inversión en un gasto.

Por su parte algunos sindicalistas, haciendo paro para defender al trabajador pero cuando el aumento del IRPF, suba de combustibles y/o tarifazo de empresas públicas, el grito fue un gritito casi imperceptible.

Nuestros representantes infiriendo que la sintonía ideológica entre los países supone armonía en las políticas regionales, es falso también, la realidad es que los países tienen intereses, no amigos .Esto evidencia la falta de responsabilidad de Estado, patentizada en la indignante postura para evitar la declaración condenatoria del MERCOSUR por el caso de Venezuela, cretinos útiles de la dictadura de Chávez.

Un país que se acostumbre a adoptar hipótesis falsas y después auto convencerse de que son ciertas, es decadencia colectiva.

2 thoughts on “Supuestos falsos, conclusiones falsas…

  1. Vamos Aniballlll..sos uno de los pocos que habla conscientemente de lo que sucede y el problema que acarrearía en nuestro futuro Uruguay..
    Un abrazo muy fuerte desde Ponferrada-Leon, España.
    Tte.2do (Av)(r) Raul Casariego Bittencourt.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required