El gobierno y el Frente Amplio prefirieron mantener silencio hasta hoy.

Maduro por  Arotxa
Maduro por Arotxa

(31 de marzo de 2017 -El País) Hay un Poder Legislativo funcionando”, ese fue el argumento del presidente Tabaré Vázquez en Alemania para sostener que en Venezuela hay democracia. Dos meses después de esa entrevista con Deutsche Welle, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela tomó las competencias de la Asamblea Nacional, desplazando al poder legislativo de sus funciones.

Para la oposición uruguaya sin duda se trata de un “golpe de Estado”, pero el gobierno de Vázquez guardó silencio, no emitió opinión sobre la crisis que afronta el país caribeño, como sí lo hicieron los demás países de la región.

Ayer se anunció que se esperaría al menos 24 horas para romper ese silencio. En el Frente Amplio, hay diferentes posiciones y solo el astorismo se anima a manifestar su preocupación por esta decisión que deja a Venezuela al borde de la suspensión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

El tema ocupó a parlamentarios que ayer recolectaron firmas para aprobar un enérgico rechazo “al golpe de Estado”. La iniciativa fue impulsada por el diputado nacionalista Jaime Trobo y entre los firmantes aparecen legisladores de varios partidos políticos.

Asimismo, el senador nacionalista Jorge Larrañaga también propuso al resto de la oposición una declaración conjunta repudiando el golpe y exigiendo al Poder Ejecutivo que cese su apoyo a la “dictadura de Maduro”.

“El gobierno uruguayo no puede callar cómplicemente. ¿Seguirá sosteniendo Vázquez que en Venezuela hay democracia? Hoy suprimieron al Parlamento electo por el pueblo”, subrayó el líder de Alianza Nacional. En ese sentido, reclamó al presidente que instruya al ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, para que Uruguay promueva la aplicación de la Cláusula Democrática prevista en la Carta Democrática de la OEA.”La realidad se agravó. Urge una posición firme ante rompimiento institucional”, escribió en Twitter el senador nacionalista Luis Lacalle Pou (Todos). Además anunció la convocatoria del canciller a la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta.

El senador colorado Bordaberry dijo a El País que “en los hechos se está suprimiendo un poder constitucional”, ya que el Ejecutivo en Venezuela está por encima del Tribunal Supremo de Justicia. “Esto es violatorio de la Constitución y de la cláusula democrática de la OEA, de la Unasur y el Mercosur. Jurídicamente no pueden existir dos posiciones sobre este tema”, aseguró.

En su opinión, la Cancillería debe votar la suspensión de Venezuela tanto de la OEA como de la Unasur. “No es cuestión de voluntad del gobierno sino de aplicación de las normas vigentes”, argumentó el legislador.

Por su parte, el senador Pablo Mieres (Partido Independiente) denunció el “autoritarismo” de Maduro y llamó a una “respuesta gubernamental digna”. “Es como la prueba del nueve ¿Qué va a decir Vázquez ahora? Se va a tener que tragar las palabras”, acotó.

Como parlamentario del Mercosur, el diputado nacionalista Pablo Iturralde dijo que es “imperativo” que la Mesa Directiva del Parlamento de ese bloque sea convocada con carácter grave y urgente en el correr de las próximas horas para analizar la situación y las medidas a tomar.

El único funcionario de gobierno que opinó ayer sobre lo sucedido en Venezuela fue Matías Ponce, asesor del director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García. “Golpe es golpe. Dictadura es dictadura. Democracia es democracia. Ojalá vuelva pronto una democracia estable y representativa a Venezuela”, escribió en Twitter.

Hoy la Mesa Política del Frente Amplio emitirá una declaración sobre la decisión del Tribunal Supremo de asumir las competencias del Legislativo, confirmó a El País el secretario político de la coalición de izquierda, Gonzalo Reboledo.

En el oficialismo, el gobierno de Maduro genera diferencias desde hace años. Los únicos sectores que reconocen la existencia de presos políticos en Venezuela son el Nuevo Espacio y Banderas de Líber, ambos integrantes del Frente Líber Seregni que lidera el ministro de Economía, Danilo Astori, junto a Asamblea Uruguay.

Por su parte, el Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Comunista y Casa Grande —sector de la senadora Constanza Moreira— realizan una defensa férrea del gobierno de Maduro. Ayer, la senadora Lucía Topolansky (MPP) evitó opinar sobre la crisis venezolana. “No me meto en ningún lugar, no me debo meter en la interna de ningún país”, dijo Topolansky al programa Desayunos informales de Canal 12. El País se comunicó con varios diputados del MPP para consultarlos sobre el tema, pero ninguno respondió.

En otros grupos del Frente también evitaron hacer declaraciones hasta contar con mayor información desde Venezuela. Uno de los pocos en manifestar públicamente su preocupación fue el presidente de la Cámara de Diputados, José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay, el sector de Astori).

“Lo que pasó en el Poder Legislativo de Venezuela lo veo con mucha preocupación. Es un tema que debemos mirar de cerca porque la situación institucional de Venezuela es delicada”, admitió.

Además apoyó la posición asumida hasta ahora por la Cancillería, que ya había anunciado que no apoyaría la aplicación de la Carta Democrática de la OEA que impulsa el secretario general Luis Almagro. “Es una situación que la comunidad de países como Unasur y demás van a tener que mirar con mucha atención. Es una situación traumática desde el punto de vista institucional”, destacó.

En tanto, el grupo Banderas de Líber también se despegó del chavismo con un comunicado donde cuestiona duramente al gobierno de Maduro. El sector liderado por el director de Aduanas, Enrique Canon, cuestionó que tanto el Foro de San Pablo como el Frente Amplio guarden silencio sobre la situación de Venezuela. Luego de sostener que hay presos políticos, señala que “la transformación social desde la izquierda en cualquiera de sus formas solo se pueden realizar en democracia, pluralismo y tolerancia”.

Topolansky y el “error” diplomático de Almagro.

La senadora Lucía Topolansky (MPP) dijo ayer al programa Desayunos Informales de canal 12 que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, cometió el error de no mantener “cierta neutralidad” en sus juicios al frente del organismo. Almagro fue canciller en el gobierno de José Mujica y gracias a él alcanzó el apoyo necesario para ser elegido como secretario general de la OEA. Sin embargo, sus críticas hacia el gobierno de Nicolás Maduro lo enfrentaron con el Movimiento de Participación Popular, sector por el cual fue electo senador en las elecciones de 2014.

 La declaración de los parlamentarios uruguayos.

Frente a lo que entienden como un “atropello” a la Asamblea Nacional de Venezuela, legisladores del Partido Nacional, Colorado, Independiente y de la Gente, reclamaron en un comunicado que el presidente Tabaré Vázquez instruya al canciller Rodolfo Nin Novoa para que Uruguay promueva la aplicación de la Cláusula Democrática prevista en la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

Los legisladores de todos los partidos políticos, salvo el Frente Amplio y Unidad Popular, cuestionaron “las reiteradas y flagrantes violaciones de los principios de los compromisos internacionales de vigencia del estado de derecho y la democracia, respeto y protección de los Derechos Humanos”.

Asimismo, expresan la “plena solidaridad” con la democracia venezolana y advierten “la gravedad de la ruptura institucional” que se verifica en ese país caribeño.

En la misma línea, expresan su “plena solidaridad” con la vigencia de los fueros parlamentarios de los miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela, a quienes se les retiró el derecho por un fallo del máximo tribunal que autoriza al presidente Nicolás Maduro a buscar su enjuiciamiento, incluso por delitos militares y terrorismo.

Los diputados y senadores de los partidos de oposición reclaman la liberación de los presos políticos en Venezuela y el “cese del hostigamiento y persecución a la ciudadanía y a la prensa”.

En tanto, exigen a la comunidad internacional, y especialmente de la regional y de sus órganos multilaterales (Unasur y Mercosur) un “pronunciamiento expreso y contundente a la altura de la gravedad de los hechos que ocurren”.

 Luis Lacalle Pou – senador nacionalista.

“Hoy anuncié convocatoria a Nin Novoa por el tema Venezuela. La realidad se agravó. Urge posición firme ante rompimiento institucional”, señaló ayer en Twitter el senador nacionalista Luis Lacalle Pou.

 Lucía Topolansky – senadora del MPP.

“No me meto en ningún lugar, no me debo meter en la interna de ningún país”, dijo la senadora Lucía Topolansky sobre la crisis que atraviesa el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro.

 Pablo Mieres – Partido Independiente.

“Esto es como la prueba del nueve. ¿Qué va a decir Tabaré Vázquez ahora? Se va a tener que tragar las palabras que dijo en Alemania”, señaló el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres.

 Pedro Bordaberry – senador colorado.

“Tenemos que aplicar las convenciones de las que somos adherentes. Ante la violación de la Cláusula Democrática, Venezuela debe ser suspendida de la OEA”, consideró el senador Pedro Bordaberry.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required