Jorge Larrañaga en la Fundación Wilson Ferreira, junto a Bordaberry y Mieres.
Jorge Larrañaga en la Fundación Wilson Ferreira, junto a Bordaberry y Mieres.
12/12/16
12/12/16

Larrañaga indicó que en Uruguay los hijos de los pobres tienen menos oportunidades que los hijos nacidos en hogares ricos; el origen determina el destino. “El que nace pobre, tiene una mochila más pesada que el resto”. Sostuvo que la educación, que era el gran rescate que ofrecía el Estado, ya no brinda ese salvataje.
Manifestó que “una sociedad que se precie de justa, debe garantizar dos cosas: trabajo y educación para que sus habitantes desarrollen sus potencialidades”.
El senador nacionalista expresó que hay cada vez más distancia entre los que tienen recursos y los que no los tienen, y eso impacta en la integración social y en la convivencia, donde “de a poco se ha construido una sociedad partida, fracturada y fragmentada”.

En la jornada de hoy, en una actividad organizada conjuntamente por la Fundación para la Democracia Wilson Ferreira Aldunate y a la Fundación Konrad Adenauer, se presentó un informe a cargo del Mag. Pedro Ravela.

Dicho informe surgió de una reunión de expertos en educación de todos los partidos e incluso autoridades de la educación que se realizó el pasado jueves en el Palacio Legislativo, y de la cual participaron, entre otros, Andrés Peri, Mariano Palamidessi, Pablo Da Silveira, Javier Lasida, Robert Silva, Teresita González de Tantessio, Pablo Landoni, Ariel Cuadro, Laura Motta, Julia Lemoine, Mariela Ameijeiras y Guillermo Fosatti.

La relatoría de lo trabajado el día jueves fue presentada este lunes por el propio Ravela y contó con los comentarios del Consejero del Codicen, Dr. Robert Silva y el Licenciado Daniel Corbo, sobre los resultados arrojados por las pruebas Pisa 2015.

Corbo, presidente de la Fundación para la Democracia Wilson Ferreira Aldunate, afirmó que “con estas reuniones queremos ir un poco más allá de lo que generalmente se discute, en cómo podemos aprovechar debidamente la información, copiosa e interesante que reúnen las prueba Pisa para transformar positivamente la realidad, partiendo del concepto de que mejorar es posible y lograr metas de equidad. En este sentido afirmamos que las políticas públicas son pertinentes y pueden hacer una gran diferencia a la hora de lograr que estudiantes de hogares socioeconómicos desfavorecidos puedan aprender”.

La segunda parte de la actividad de esta jornada estuvo orientada al análisis político de los mencionados resultados y de la situación de la educación en general. Los expositores de “la mirada desde los Partidos Políticos” fueron los senadores Pedro Bordaberry, Pablo Mieres y Jorge Larrañaga.

El senador y líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, comenzó por indicar que los políticos tienen la responsabilidad de elegir a los técnicos, respaldarlos si es necesario, y asegurar políticamente que los caminos elegidos por ser considerados mejores, sean recorridos.

Educación Nacional. Desafío moral y ético.

Sostuvo que “la educación es el gran tema nacional. Es el mayor desafío del país y lo pongo en estatus de desafío moral y ético. Agregó que “sin una buena educación no habrá desarrollo. Sin una buena educación no podremos hacer que los procesos de crecimiento se transformen en progreso y prosperidad. Pero sobre todo, sin buena educación no tendremos calidad republicana ni calidad en la convivencia social”.
Expreso que “Uruguay podrá vender más carne, más celulosa y más soja, podrá crecer y aumentar su PBI, podrá tener más integración económica con el mundo, pero si todo eso que es necesario pasa y no mejoramos en educación, no habremos crecido como sociedad”.

Oportunidades

Larrañaga indicó que en Uruguay los hijos de los pobres tienen menos oportunidades que los hijos nacidos en hogares ricos; el origen determina el destino. “El que nace pobre, tiene una mochila más pesada que el resto”. Sostuvo que la educación, que era el gran rescate que ofrecía el Estado, ya no brinda ese salvataje.
Manifestó que “una sociedad que se precie de justa, debe garantizar dos cosas: trabajo y educación para que sus habitantes desarrollen sus potencialidades”.
El senador nacionalista expresó que hay cada vez más distancia entre los que tienen recursos y los que no los tienen, y eso impacta en la integración social y en la convivencia, donde “de a poco se ha construido una sociedad partida, fracturada y fragmentada”.

Resultados pruebas PISA 2015

Sobre las pruebas PISA el líder aliancista sostuvo que dichos resultados brindan un parámetro. “Todos saben que estamos mal. Y muchos hacen cosas para corregir. Todos hacen menos el Estado. El Estado y las autoridades permiten que el cambio necesario en la educación esté bloqueado”.

Subrayó que al momento de la publicación de los datos de PISA 2015, y cuando supuestamente habían mejorado los índices, las autoridades reaccionaron con autocomplacencia. “Estaban conformes. Salieron con tono triunfalista. Y esos resultados –los primeros- marcaban algo así como que en vez de muy mal, solo estaríamos mal. Así no se puede aspirar a mejorar”.

Estancados

Indicó que las autoridades hablaron de una sustancial mejora de los rendimientos, que sería demostrativo del éxito de la política educativa del gobierno. “Nada habilitaba a una conclusión semejante”.

Sentenció que “observada con objetividad la evolución a lo largo de más de una década, la única conclusión verdadera es que estamos donde estábamos hace 12 años atrás, estancados en un nivel de bajos rendimientos”.

Larrañaga hizo referencia a la importancia de la alerta realizada por el Mag. Pedro Ravela, quien informó que había existido un cambio metodológico que sobrevaloraba en las tres áreas los puntajes obtenidos en la última prueba en su comparación con ediciones anteriores, de modo que lo que aparecía como una mejora de rendimientos era nada más que el resultado de una nueva metodología.

¿Por acción u omisión?

“No sé si las autoridades sabían o no esto al presentar el informe PISA a la población, pero lo que no me pueden discutir es que “deberían saber”, porque son los responsables”, dijo Larrañaga en referencia a la omisión de información sobre el cambio metodológico en las mediciones de las pruebas PISA. Por parte de las autoridades de la educación.

“No sé si fue una conducta dolosa o negligente, pero en cualquier caso, son responsables igual de haber omitido a la ciudadanía un factor clave para conocer la verdad, y que en forma explícita e inequívoca la OCDE comunicaba en los anexos del informe”, subrayó el legislador blanco.

Agregó que no caben dudas de que el responsable nacional de la Prueba PISA lo sabía y desde un año atrás, lo valoró y decidió no informar esta situación. “Es inadmisible que a esta altura las autoridades no hayan abierto una investigación administrativa para esclarecer la verdad y establecer responsabilidades”.

Responsabilidad

Larrañaga expresó que “el gobierno ha instaurado una práctica nefasta, en la cual ninguna autoridad se hace responsable por su negligencia en la gestión de los asuntos que la ciudadanía puso en sus manos”.

“El Frente Amplio ha sido rehén de las corporaciones sindicales y de la pugna interna de poder, que una y otra vez han frenado toda iniciativa de transformación. Este gobierno fracasó, porque fracasó en la política esencial que es la política educativa, nos preocupa porque no vemos reacción”.

Sostuvo que “para que exista cambio educativo no hay otro camino que cambiar al gobierno, a la fuerza política que no quiere el cambio, que lo resiste. Y para que ello sea posible la otra mitad del país debe mostrar que tiene una agenda consensuada para gobernar el país”.

Juntos

Larrañaga culminó sus palabras exhortando a construir la alternativa necesaria para cambiar la realidad educativa del país: “les propongo a los dirigentes y partidos que nos pongamos a trabajar juntos, que nuestros expertos se reúnan y traten de consensuar una propuesta de cambio educativo para entregarle al país. Les propongo que nos pongamos a trabajar juntos para ofrecer al país el proyecto de una nueva educación”.

Senador Pedro Bordaberry

A continuación, el senador colorado, Pedro Bordaberry, hizo un análisis del informe y señaló los principales resultados y las cuestiones que la OCDE señaló sobre el caso uruguayo, en cuanto a los problemas de repetición y a lo que gobernanza de la educación.

“Frente a esto, lo que más me preocupa, la crítica más grande que haría es al conformismo, al viejo conformismo oriental. Creo que los resultados son para llorar, porque si estamos muy mal y seguimos estancados, me parece que es para llorar”.
Explicó que llegar al promedio de la OCDE, para Uruguay, a este nivel del crecimiento, es inalcanzable, según cálculos del BID. “Con lo que estamos haciendo, llegar a la media de la OCDE es inalcanzable. Entonces, decir que estos resultados no son ni para alegrarse ni para llorar, señala una suerte conformismo ante el estancamiento que es un retroceso, mientras todos los países avanzan, el mundo avanza y se dedican más recursos”.

Senador Pablo Mieres

Por su parte, el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, señaló que “el episodio de las Pruebas Pisa mostró el bochorno de un error técnico inexcusable. Es un error que se podría haber obviado, porque es muy primario desde el punto de vista metodológico, pero más grave que ese error, es la actitud política con la que se asumió un resultado, con una especie de convocatoria triunfalista que no fue, por parte de las autoridades educativas y la bancada legislativa oficialista, lo cual indica hasta qué punto la conducción de la educación busca aferrarse a cualquier cosa para mostrar resultados cuando los resultados deberían otros. Estamos estancados, en un nivel mediocre y muy negativo y las autoridades no se hacen cargo de eso, siguen divagando y llevando las cosas para el costado”.

DESCARGUE AUDIO CON DECLARACIONES

DESCARGUE VIDEO

 

Deja un comentario

required

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>