Senador Jorge Larrañaga
Senador Jorge Larrañaga

La renuncia de Raúl Sendic coloca al país en una situación inusitada. Corresponde ser responsables y mirar por encima del momento, pensar en la institucionalidad e imagen del país, porque ahora lo más importante es la continuidad de las instituciones.
Ya habrá tiempo para las conclusiones políticas y judiciales que han derivado en este momento.

Como responsable político no puedo detenerme solo en la ocasión de la renuncia de Sendic, sino en las implicancias para el país, para todos. Tenemos que meternos de lleno en resolver los problemas de los uruguayos.

Las políticas de gobierno y el tratamiento parlamentario no pueden ser rehenes de esta situación ambientando una parálisis nacional. Los problemas del país y de la gente no pueden esperar a que las cúpulas políticas procesen sus especulaciones.

Ahora es tiempo que el Presidente de la República brinde señales claras, de responsabilidad y de recomposición de la relación entre los Poderes de la República. Le exigimos, además, que ejerza un liderazgo claro y firme. Liderazgo de gobierno y liderazgo político. Los ciudadanos esperamos que demuestre estar a la altura de las circunstancias históricas en las que esta situación nos ubicó.

Estamos en un punto de inflexión grave e inédito ocasionado por el Vicepresidente renunciante, y se requiere que quien debe timonear un país asuma sus responsabilidades.

Como siempre hemos dicho, los intereses nacionales tienen impostergablemente que sobreponerse a los intereses electorales. Esa ha sido y lo es también, en esta ocasión, nuestra vocación, pensar en la Nación.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required