Jorge Basur
Jorge Basur

La Administración de los Servicios de Salud del Estado es una estructura gigantesca que maneja un presupuesto de mil millones de dólares al año y realiza el  contralor de  la mayor red nacional de salud, que comprende a todos los hospitales públicos, y  además es uno de los principales empleadores del país y su situación es totalmente desastrosa.

En estos días hemos podido conocer una situación que demuestra claramente el estado de desgobierno que tiene ASSE y es el suministro “por error” de medicamentos inapropiados a unos 250 niños que se atienden en el Hospital Saint Bois. Se trato del medicamento, llamado Mulsiferol, que contiene vitamina D3 (calcio) en dosis que son para mayores, lo que provocó que se vieran afectados en su salud casi cien niños, de los cuales 73 fueron controlados en forma ambulatoria, pero 19 debieron ser hospitalizados por presentar niveles peligrosos de calcio en sus riñones. Si bien los niños parece que van mejorando su situación de salud, es de esperar que ninguno tenga consecuencias graves a futuro.

Cuesta creer y entender cómo se compra un medicamento que es para adultos y se les suministra a niños… Además, a raíz de una investigación periodística se supo que el medicamento suministrado es más caro que el que se debió haber proporcionado a los niños, y que el error no tuvo nada que ver con el proveedor del mismo, sino que fue a causa de un tema exclusivamente administrativo de ASSE.

Este hecho gravísimo suma a la conducta de los directores del organismo, que en conferencia de prensa muy livianamente no asumieron ninguna responsabilidad y además no aportaron información clara de lo que sucedió, y  le restaron irresponsablemente toda trascendencia al tema.

Ya hace unos años que se vienen suscitando problemas y denuncias contra ASSE. Por este motivo existe en curso en el Parlamento una comisión investigadora para analizar una cantidad de denuncias que afectan al organismo. Como ser la estafa producida contra el Fonasa, pasando por las millonarias tercerizaciones de servicios a costos altísimos, así como la existencia de  vínculos sospechosos entre médicos del organismo y empresas proveedoras de servicios, y denuncias sobre manejos oscuros de fondos en la división arquitectura.

En la administración anterior ASSE estuvo implicada en escándalos que terminaron en procesamientos como el del ex director del organismo e histórico dirigente sindical de la Salud (FUS), Alfredo Silva, por manejos turbios con empresas de limpieza armadas con el formato de cooperativas. Aunque todo esto fue un gran escándalo para el gobierno del Frente Amplio igualmente en la administración de Tabaré Vázquez  se ha insistido en corporativizar el gobierno de este organismo colocando en su directorio a representantes del sindicato,  figuras de perfil netamente político, y sin mayor capacidad de gestión.

De esta manera llega la actual directora Susana Muñiz, cuyo mayor mérito para su carrera en la salud pública ha sido ser dirigente del Partido Comunista. Muñiz ya había ocupado el ministerio de Salud Pública, cuando  Jorge Venegas debió renunciar tras conocerse irregularidades vinculadas a su nacionalidad. Al ser ya tan marcada la ineficiencia e incapacidad de Muniz, varios  jerarcas del gobierno frentista vinculados a la salud no tienen problemas en reconocer por lo bajo que su gestión es deficitaria y problemática.

Las autoridades de ASSE  ordenaron dos investigaciones administrativas: una de urgencia, que determinó que había que notificar de inmediato a las familias de los niños afectados, y otra para comprobar si hay responsabilidades.

Para la segunda, ya declararon los jerarcas del Hospital Saint Bois y los responsables del área de farmacia, la conclusión de la indagatoria estará pronta la semana próxima.

Pero pese a que este hecho es muy delicado, la ética de  las autoridades que gobierna la comunista Muniz no ha considerado su renuncia y desde el ejecutivo tampoco se ha dicho nada al respecto

Mientras tanto la población sigue a merced de la ineficiencia, impericia y falta de protocolos para gerenciar a la mayor institución de salud del Uruguay. Esta es la situación de la salud pública en el Uruguay.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required