Jorge Basur
Jorge Basur

Tras conocerse los inconvenientes a la comercialización de la marihuana, el senador y ex presidente José Mujica reaccionó muy molesto y amenazó con poner trabas parlamentarias si no se solucionan estos problemas. Amenazó con imponer con fuerza a su bancada y trancar la labor parlamentaria en una actitud totalmente patotera.

Tras el cierre de las cuentas de algunas farmacias, que venden marihuana legal, por parte de bancos privados y del propio BROU, Mujica, expresó que varios se tendrían que ir por estas dificultades (en clara alusión al equipo económico, con el ministro Astori a la cabeza) y que si la situación continuaba así iba a “trancar el Parlamento”.

El ex presidente e impulsor de la ley de regulación del cannabis, José Mujica, dio una conferencia de prensa en el Parlamento y fue duro con el equipo económico de gobierno, con el propio Poder Ejecutivo y la “burocracia financiera”. “Si no solucionan esto que se vayan, o traigan a alguien que pueda hacerlo”, dijo.

“La ley de marihuana es un producto del Parlamento y hay que respetar al Parlamento”, dijo, y recalcó que las instituciones financieras “están en la vereda de enfrente” a la democracia.”Se deberá encontrar un camino para que se respete lo esencial de la democracia. No se puede permitir que no se encuentre una solución. Si no pueden encontrarla, que renuncien y vengan otros que sepan”, dijo.

Mujica advirtió que, si hay un freno a la ley, el Parlamento “trancará todo”, sugiriendo que su sector (el MPP, fuerza mayoritaria del oficialismo en el Senado) pudiera trancar al Ejecutivo en el órgano legislativo.

“Esto se tiene que arreglar, tiene que haber una salida. No puede ser que una boca (de venta de drogas) pueda operar sin problemas y una farmacia no pueda trabajar legalmente”,  “¿Tenemos que hacer un trancazo institucional para arreglar esto?”

Pues bien nos preguntamos a qué juega Mujica… qué busca… un chantaje al gobierno de Vázquez o busca una negociación y no pasar el ridículo de que su barco insignia naufrague definitivamente. Cuál es la mayor preocupación de Mujica al respecto, en temas como la educación, la seguridad o la falta de empleo, no lo vimos actuar de esa manera. Tampoco tomó esta actitud cuando en su gobierno fracasaron estos temas que enumerábamos. Lo que nos queda claro que aquí lo que hay es una lucha desenfrenada por sostener el único logro de su gobierno que lo llevó a tener proyección internacional y que sirvió para buscar obtener un premio Nobel que le fue esquivo.

Nuevamente surgen disputas a la interna del gobierno del frente amplio y en este caso son nuevamente con el Ministro Astori su enemigo.

El gobierno de Mujica fue un gobierno totalmente desordenado y que no tuvo éxito en temas cruciales para el país como la seguridad y la educación. Lejos quedo el slogan del 1° de marzo en su discurso en el Palacio Legislativo cuando dijo “Educación, Educación y más Educación”… este slogan se transformó en sí al porro legal con la libre comercialización de la marihuana por parte del estado.

El desorden que caracterizó a el gobierno de Mujica llevó a no tener en cuenta los inconvenientes que se podrían suscitar con las normas financieras internacionales sobre el lavado de activos o derivadas de la aplicación de la ley de inclusión financiera.

La reacción del ex militante guerrillero es totalmente personal para darle salvataje a su buque insignia y no le hacen mella los verdaderos problemas de la sociedad uruguaya como ser el de la delincuencia y la inseguridad, a la que no puede poner coto su compañero Bonomi de trinchera desde el Ministerio del Interior.

Su actitud decíamos desnuda la crisis que vive la coalición de gobierno, donde su sector político el Movimiento de Participación Popular MPP hace fuerza y controla el accionar de los demás sectores del frente amplio.

Esta disputa le viene como anillo al dedo a Mujica para ponerse nuevamente al frente del salvataje de una coalición de gobierno que hace agua por varios frentes… donde no le cierran los números del empleo y hay cada vez más desempleo, la seguridad está peor, la educación cayó a sus niveles más bajos y todavía hay que luchar por salvar al vicepresidente de una sanción por parte del Tribunal de Ética Política por su accionar como ex presidente de la petrolera nacional ANCAP. También puede ser un alerta hacia la interna de la coalición a la que las encuestas le dan cada vez peor y donde la oposición se acerca cada vez más a poder obtener una victoria en las próximas elecciones nacionales.

También en momentos en que se está discutiendo la Rendición de Cuentas en el parlamento, Mujica da el alerta de que se pueden quedar sin mayoría en ambas cámaras para que la misma obtenga sanción.

Desde el Ministerio de Economía no se le hace eco a sus palabras y desde el ejecutivo tampoco hay señales. Mientras Mujica sigue con la pulseada y amenaza con no concurrir al plenario donde se tratará el veredicto del Tribunal de Ética Política sobre el accionar de Sendic con el uso de las tarjetas corporativas de ANCAP.

Mujica sigue con sus amenazas y desde el gobierno le dan vueltas a la noria pero no se ven soluciones. Una sola cosa queda clara Mujica tiene el sartén por el mango en el gobierno frentista.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required