Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi
13.11.15
13.11.15

No es novedad ni noticia que el proyecto de Ley Presupuestal a estudio de la Cámara de Senadores no conforma a tirios ni a troyanos. Es habitual que así suceda cuando “la sábana es corta” y no alcanza para proteger a todas las partes de la intemperie.

Muchos, prácticamente todos, son los sectores desconformes con la distribución de recursos realizada, y muchas también las manifestaciones de disconformidad que se materializan en acciones de diferente entidad (y virulencia) según la fuerza del corporativismo que los nuclea.

Más allá de que nosotros también discrepamos con el proyecto presupuestal por considerarlo, en líneas generales, carente de ideas, también de una filosofía renovadora que le utilice como instrumento de cambios que se nos aparecen como imprescindibles, no es nuestra intención de hoy analizar en detalle la distribución de recursos proyectada, ni las inequidades o abusos particulares o sectoriales que provoca.

Pero sí alertar sobre hechos de extrema gravedad, -ocultos o disimulados y fuera de la percepción del desprevenido ciudadano común- que constituyen una intolerable agresión a nuestro estado de derecho, concebido como síntesis ideal de los principios democráticos y republicanos con los que comulgamos como nación. Continuar leyendo

Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi

Sin duda a nadie sorprenderá la tormenta política que inexorablemente se avecina como consecuencia de las resultancias de la Comisión Investigadora que sobre presuntas irregularidades de Ancap y sus colaterales lleva a cabo el Senado de la República.

Cuando aún resuenan los ecos (y sus tristes consecuencias económicas) del Plunagate, cuando todavía no se aquietaron las aguas de las marejadas causadas por el cobro de facturas internas que, sin piedad, realiza el Frente Amplio, una nueva trama de episodios con ribetes eventualmente escandalosos se cierne sobre la fuerza política gobernante.

Ancap, nuestro ente autónomo administrador de la empresa más importante del país, además protegida por monopolios que aseguran su rentabilidad, presenta balances económicos con pérdidas inimaginables, desconocidas en sus más de 80 años de existencia, y con un nivel de endeudamiento verdaderamente sobrecogedor.

Tal la gravedad de su situación que, ante la fundada denuncia del Partido Nacional sobre presunción seria de existencia de hechos delictivos, el Senado de la República, con votos del Frente Amplio incluidos,resolvió la creación de una Comisión Investigadora con el cometido de analizar la gestión de Ancap entre los años 2000-2015. Continuar leyendo

Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi
16.10.15
16.10.15

¿Dónde fue a parar “el ciudadano”? ¿Quién se lo llevó por delante?
El ciudadano, figura central, esencia misma de la mística republicana, titular y destinatario de todos los desvelos de los procesos institucionales que forjaron nuestra identidad nacional, se nos aparece hoy como una figura postergada, olvidada, cuando no sustituida por otros términos (en realidad otros conceptos) que pretenden subrogarle como titular de los derechos que nuestro texto constitucional le acuerda.
Las repetidas expresiones de “compañero”, “vecino” y otras, con las que se intenta identificar al ciudadano, no constituyen tan solo términos que se expliquen en simples modismos populares, sino que, por el contrario, son parte de un proceso premeditado, mucho más amplio, que pretende incidir en lo cultural, y como consecuencia del mismo en la vida y acción política del país.
No estamos en presencia de una mera cuestión semántica, sin otras consecuencias que las que puedan afectar el lenguaje. Y menos aún son las palabras las que nos molestan. Continuar leyendo

Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi
2.10.15
2.10.15

El penúltimo episodio de la triste saga protagonizada por los gremios de la educación (donde se utilizan procedimientos inadmisibles en defensa de postulados admisibles) tuvo lugar la semana pasada cuando estudiantes resolvieron la ocupación de la sede central del Codicen.

La extensa cobertura periodística a través de todos los medios de difusión, orales, escritos y televisivos, que se otorgara a los varios episodios acaecidos durante el largo proceso de la ocupación, nos exime de mayores relatos y comentarios sobre los mismos.

Nadie puede poner en tela de juicio que, además de la ocupación estudiantil, aparecen hechos incontrastables, entre otros: la participación activa del Sindicato del Taxímetro y también del movimiento anarquista denominado Plenaria, Memoria y Justicia, la presencia en carácter de observador del Presidente de la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo durante todo el tiempo en que se produjo la desocupación, la agresión sostenida y violenta llevada a cabo contra las fuerzas del orden encargadas del procedimiento, etc., etc.

“Desde el punto de vista de la INDDHH, y sin perjuicios de nuevos elementos de juicio que permitan fundar una opinión en contrario, en el enfrentamiento con los manifestantes sobre Avenida del Libertador y alrededores, objetivamente no existió, por parte de las fuerzas policiales, un uso sistemático, masivo e intencional de la fuerza abusivo y/o excesivo y, por tanto, contrario a las normas y estándares nacionales e internacionales en la materia. Continuar leyendo

Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi
18.09.15
18.09.15

Sin ninguna duda el mayor mérito del Frente Amplio es haber comprendido que la unidad y solo la unidad le permitirían triunfos electorales que de otra forma hubieran sido imposibles. Unidad entendida y valorada como el único mecanismo para lograr resultados aritméticos simples capaces de traducirse en las deseadas mayorías.

Unidad verdaderamente difícil de lograr por cuanto no se apoya en afinidades ideológicas sustanciales, -imposible entre aquellos grupos que se ubican en las antípodas del pensamiento-, sino que se sustenta en conceptos absolutamente utilitarios que, para muchos de sus partidarios, implican olvidar principios y valores de difícil renunciamiento.

Esa “unidad a cualquier precio” permitió al Frente Amplio gobernar durante una década a través del mecanismo de “brazos enyesados” que aseguraba no necesitar de la oposición para implementar soluciones que necesariamente debieran apoyarse en consensos, o al menos en mayorías representativas del espectro político nacional.

Pero tanto va el cántaro a la fuente que al fin… aquel mérito de la fuerza política se debilita producto de las aspiraciones y apetencias sustentadas por cambios electorales y nuevos reagrupamientos sectoriales Hoy nos encontramos con un Frente Amplio resquebrajado a niveles tales que ve peligrar aquella unidad utilitaria. Es plenamente consciente de los peligros que encierra su ruptura y busca por todos los medios mantenerla aun sabiendo que, tarde o temprano, deberá pagar por ella un precio demasiado caro. Continuar leyendo

Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi
21.08.15
21.08.15

Nos parece imprescindible pronunciarnos sobre causas, consecuencias y responsabilidades de la muy triste situación que vive el país relacionada con el actual conflicto de la educación.

A nadie sorprenderá nuestra preocupación pues a lo largo de todos estos años hemos sostenido en forma reiterada, machacona, que la educación es el valor esencial, prioritario, y sin duda el más trascendente, de todas las múltiples obligaciones que debe asumir y resolver el gobierno de la república. De ello depende nada menos que el futuro de nuestros hijos y el de la nación misma.

Hoy vemos con dolor un sistema educativo paralizado, enfrentamientos desproporcionados y crecientes, caminos que se estrechan y que parecen sin retorno, radicalización e intolerancia de las partes, sin que en ningún momento aparezca en su verdadera dimensión el bien jurídico  fundamental a tutelar, que no es otro que el derecho a recibir la mejor educación posible.

Y vemos con horror que el único tema que sustenta el conflicto son las pretensiones salariales sin que en ningún momento se considere el contenido, la esencia misma del problema, que no es otro que la imprescindible reforma educativa que a esta altura se hace impostergable. Continuar leyendo

Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi
21.08.15
21.08.15

Desde siempre, en esta misma página, hemos apoyado con el mayor énfasis todo esfuerzo, venga de donde venga, dirigido a promover la educación, entendida esta en su más amplia y generosa expresión.

Debemos insistir sobre el punto a pesar que a nadie se le oculta ya que la educación nacional, la educación pública, que debiera ser buque insignia en todo programa de acción de gobierno, tiene el dudoso honor de aparecer en la palestra pública solo cuando se plantean discusiones de asignación presupuestal.

El país todo, y el gobierno en especial, tienen un compromiso educativo con su gente, y mayor aún, con los hijos de su gente, con nuestros hijos, pues de su éxito a fracaso dependerá el nivel de bienestar material y espiritual  que podremos legarles.

En las circunstancias actuales, cuando buena parte del país dedica sus esfuerzos a luchar para obtener el mayor porcentaje posible del presupuesto nacional, la educación vuelve al ruedo para exigir la aplicación de un tanto por ciento del producto. Y lo hace con múltiples, coloridas y estruendosas manifestaciones, paros, huelgas y movilizaciones de todo tipo. Continuar leyendo

10.07.15
10.07.15
Dr. Jorge T. Bartesaghi
Dr. Jorge T. Bartesaghi

Días pasados la presidenta del Frente Amplio, Dra. Mónica Xavier, en simultáneo con otras voces, -aunque de menor jerarquía también representativas del conglomerado político que nos gobierna-, sorprendió a la opinión pública con sus declaraciones sosteniendo la necesidad de revisar el concepto de propiedad consagrado en la Constitución de la República.

Reconocemos no haber tomado conocimiento directo del texto original de las mismas y manejarnos exclusivamente con los trascendidos de prensa, suficientes a estos efectos en cuanto todos son contestes en su esencia conceptual: modificar el derecho de propiedad en cuanto derecho absoluto, más allá de las limitaciones que el propio texto constitucional le impone.

Nos alcanza a estos efectos lo establecido en un matutino el pasado lunes 6, que asegurando textualidad, como lo indica el correspondiente “entrecomillado”, afirma que la Dra. Xavier manifestó “… Está sobrevalorada, sin duda, la propiedad privada en nuestra Constitución, y muchas veces los valores humanos y los derechos que todo ser tiene derecho a disfrutar, están en un plano inferior”. Y luego, reafirmando: “Han cambiado muchas cosas para bien y no hay derecho que alguien, por algún concepto atávico de la libertad y de la propiedad, le niegue oportunidades a su gente”. Subrayado nuestro. Continuar leyendo