Jorge Larañaga
Jorge Larañaga

(21 de diciembre de 2017) El Senado de la República aprobó el proyecto de Ley por el que se modifica el régimen jubilatorio previsto por la Ley Nº 16.713 (sobre “cincuentones”)
El Senador Larrañaga, aunque difiere en algunos puntos con el proyecto de Ley planeado por el gobierno, votó positivamente, por entender que es un tema de justicia, de subsanar un problema que se le causó a un gran bolsón de trabajadores.

Reforma de la Seguridad Social de 1995

Indicó que “el problema de la seguridad social no es un problema nuevo ni local”, “hay que estar permanentemente monitoreando y ajustando el sistema”. Agregó que “el sistema de Seguridad Social de Uruguay en los años 90 tenía décadas de ser obsoleto”. Expresó que la Reforma de la Seguridad Social aprobada en la Ley. 16.713 de setiembre de 1995, era imprescindible, y que la misma “tuvo muchas virtudes y algunos defectos”.

Larrañaga sostuvo que “discutir seriamente un modelo de seguridad social sustentable es discutir qué modelo de país queremos”.

El legislador blanco manifestó que el tema de los “cincuentones”, remite a trabajadores de ingresos medios y medios altos de las primeras generaciones del régimen mixto creado por la ley 16.713, y que ahora, próximos a jubilarse recibirán beneficios considerablemente menores. En algunos casos la diferencia equivale a 34% menos de lo que habría obtenido en el régimen de transición. Estos casos individuales, desde 1996, fueron escasos hasta que llegó el “pelotón” de los “cincuentones”.

El corte abrupto resultó injusto, alterando la igualdad ante la ley y genera un problema que se plantea ante el parlamento.

Cuestión de justicia

En sus palabras el líder nacionalista enfatizó en indicar que “este es un tema de Justicia”, al tiempo que sostuvo que “todos los aquí presentes, votemos en contra o favor de este proyecto de ley, somos coincidentes en la necesidad de reparar esta situación de injusticia”.

Indicó también que “hay problemas que se heredan, hay problemas que surgen por condiciones adversas, hay problemas que surgen por la imprevisión y otros por la inacción.  Acá hay un conjunto de esos problemas, sumado a un problema ideológico. Un combo de todo”.

Expresó que en el tema de las Afaps está una de las grandes dualidades del gobierno, “las contradicciones más fuertes entre el discurso, entre los panfletos contra el liberalismo y el capitalismo y la acción pública. Estaban en contra de las AFAPS hasta que llegaron al gobierno y desde que llegaron al gobierno han profundizado el modelo”.

Argumentó también que “el Ministro Astori solía hablarnos de consolidación fiscal. Bueno, acá lo que se consolidaron han sido dos cosas. Las AFAPS por un lado y las contradicciones del gobierno con su discurso en la oposición”.

Larrañaga haciendo un análisis sobre las Afaps y las comisiones de cobro que cada una tiene, culminó sosteniendo que “lo relevante no son las comisiones que cobran, es la rentabilidad neta que se la da al usuario.  El toqueteo de las comisiones en nada tiene que ver con la solución al problema de los cincuentones o del sistema. Es todo hijo de los prejuicios”.

“Creemos que el gobierno debió haber sido mucho más expeditivo y más prolijo”.

Sin cálculos

El líder blanco argumentó que se han agotado todas las instancias posibles para tener el análisis económico financiero de este nuevo proyecto, en Comisión y en la Cámara de Representantes, y que no se han obtenido cálculos. “Todos trascendidos, pero cálculo sobre la mesa, ninguno”. Indicó que “El colmo de la desprolijidad, estuvo mandar 2 proyecciones en menos de un año con una diferencia abismal entre ellas”.

¿Ahorro?

Larrañaga remarcó que el oficialismo habla de AHORRO. Indicó que una vez cerrado este proyecto, el Ministro resaltó que el ahorro representa mucho dinero que el país podrá destinar a recursos y necesidades programáticas y sociales muy evidentes, como educación, salud y vivienda.

Agregó que históricamente ha tenido desacuerdos con el Ministro Astori, pero que es la primera vez que escucha hablar de un ahorro de recursos inexistentes. “El ahorro por definición es excedente, no hay ahorro con cargo al déficit, es más déficit, más aún con el déficit actual. Es una falta de responsabilidad decir que ese ahorro, inexistente, se podrá destinar a educación, salud y vivienda”.

El camino

Larrañaga expresó que “el oficialismo equivocó nuevamente el camino, eligió una vez más desoír a la oposición y ha preferido abroquelarse en una solución a puertas cerradas.

Pero las desprolijidades del gobierno, las omisiones del gobierno, la impericia del gobierno, las inconsistencias y duplicidades del gobierno, no me pueden, y no pueden hacer que mi sector, haga pagar a los cincuentones por ello. Hay una situación que reparar y este proyecto, con los defectos que tiene, soluciona”, indicó el líder nacionalista, indicando su voto positivo al presente proyecto.

Agregó: “No votamos con el Frente, no. Votamos con la gente que tiene derecho a que le reparen el daño, con los cincuentones perjudicados”.

Sostuvo también que se quería una solución distinta a la actual, por lo cual desde la oposición se le envió al gobierno la solicitud para que remitiera un proyecto –que también era del gobierno, porque la propuso Murro cuando estaba en BPS-, solución que era más barata y más justa.

Por el futuro

Indicó que hay que tener previsión y políticas de anticipación. “Necesitamos tratar por ejemplo los temas demográficos y poblacionales, aunado a los cambios en el mundo del trabajo”. Por lo cual, el líder blanco anunció que trabaja sobre la creación de una institución que existe en varios países, UNA DEFENSORÍA DE LAS GENERACIONES FUTURAS, para mediante la misma analizar prospectivamente temas que impactarán sobre las futuras generaciones.

En el cierre, Larrañaga adelantó que votará el proyecto en general y no votará los Artículos del 4 al 7, referidos a la desafiliación compulsiva, ni el fideicomiso, dejando en claro “la posición sobre el proceso y el verdadero debate que hay que dar”

“En definitiva votaré ley de “cincuentones”. No es justo que dos personas con las mismas condiciones tengan jubilaciones diferentes. Se trata de que los mismos esfuerzos representen iguales beneficios. Esta no es la mejor solución, preferíamos la nuestra, pero es más solución que cualquier negación, y estoy convencido de que el país debe recuperar el equilibrio, el diálogo en serio, en todos los ámbitos y más en estos temas en los que se compromete no el presente sino el porvenir”, finalizó.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required