Sebastián Piñera
El ex presidente Sebastián Piñera vuelve a ser Presidente de Chile por los próximos cuatro años.
Jorge Basur
Jorge Basur

(20 de septiembre de 2017) Piñera venció este domingo a su contrincante, Alejandro Guillier, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, lo que lo llevará por segunda vez al Palacio de la Moneda desde el regreso de la democracia en Chile.

De acuerdo con datos oficiales del Servicio Electoral Chileno, el ex mandatario y líder de la nueva coalición de centroderecha Chile Vamos, obtuvo el 54,57% de los votos, mientras Guillier, representante de la agrupación oficialista de centroizquierda Nueva Mayoría, logró el 45,43%.

Piñera es un empresario multimillonario y considerado, la tercera persona más rica de Chile, según la revista Forbes.

Se impuso finalmente luego de una primera ronda en la que obtuvo un resultado muy inferior a lo esperado: algunos sondeos le daban un 44% de los sufragios, pero finalmente solo obtuvo el 36,64%, mientras Guillier alcanzó el 22,70%.

Piñera se impuso en 13 de las 15 regiones en las que se divide el país, y en diez de ellas superó a Guillier por cinco o más puntos porcentuales.

Poco después de conocer los resultados Guillier reconoció su derrota y aseguró que ya había llamado a su rival para felicitarlo.

“Chile ha dado una señal que tenemos que respetar y de la cual tenemos que aprender. Por esa razón, en esta jornada dolorosa, quiero señalarles que mi familia y yo nos comprometemos a seguir luchando por el Chile que queremos”, dijo Guillier.

“Debo admitir que nuestro rival supo recoger muchas de nuestras banderas”, reconoció.

La presidenta saliente, Michel Bachelet, también realizó una llamada a Piñera (transmitida en vivo por la televisión local) en la que lo felicitaba y le preguntaba si lo podía visitar el lunes en la mañana, “como establece la tradición republicana”, lo cual realizo.

La periodista Beatriz Sánchez, quien encabeza el partido de izquierda Frente Amplio y sorprendió al quedar en tercer lugar en la primera vuelta, felicitó a Piñera en un tuit y dijo valorar “el esfuerzo que puso (Alejandro) Guillier en esta campaña”.

El triunfalismo por parte de la gente de Piñera se hizo notar  porque 10 puntos de diferencia fue enorme e inesperado y demuestra algo que se viene dando hace años: la izquierda está en una crisis de la que le va a costar mucho trabajo salir y renovarse, para ganar, la izquierda tenía que movilizar un poco más de gente que en la primera vuelta y, sobre todo, generar unidad y esperanza bajo la figura de Guillier entre sus diversos partidos; y eso estuvo muy lejos de lograrse.

La sorpresa de los resultados, fue que dado los bajos niveles de participación relativamente iguales a la primera vuelta, los votos de Piñera fueron notablemente mayores.

Durante su campaña, el ex mandatario, de 68 años, prometió duplicar el crecimiento de la economía del mayor productor mundial de cobre, así como mejorar la seguridad ciudadana, la salud, la educación, el transporte y “mejorar la calidad de vida”.

Piñera ha sido uno de los críticos más fuertes de los escándalos de corrupción que sacudieron al actual gobierno, y se comprometió a separar la política de los negocios.

No obstante, él también fue salpicado por los llamados casos Penta y SQM, entre otros, y se lo acusa de defender a sus ex ministros imputados en estas causas. También ha sido criticado por realizar comentarios machistas.

Para esta segunda vuelta, Piñera recibió el apoyo del ex candidato ultraconservador José Antonio Kast, un hombre vinculado al mundo militar y del general Augusto Pinochet, quien obtuvo en primera vuelta casi un 8% de los votos.

Para las elecciones de este domingo estaban llamados a votar de forma voluntaria 14.308.151 electores dentro de Chile y 39.137 en el exterior.

Los resultados de la votación fueron marcadamente diferentes en el extranjero, ya que los chilenos residentes en otros países, que tuvieron por primera vez derecho a ejercer el sufragio, votaron en amplia mayoría por Guillier (71,13% frente a un 28,87% de Piñera).

Los dos candidatos se conocen bien, tanto que trabajaron juntos, cuando Piñera contrató a Guillier como periodista estrella de su televisión.

El triunfo de Piñera le da una gran fortaleza política, porque ha mejorado incluso en votos el resultado de Bachelet en 2013. A pesar de que en Chile la abstención es alta este resultado muestra que el giro a la derecha es de fondo y este grupo tiene un techo mucho más alto del que se pensaba en un país dominado hasta ahora por el centro izquierda.

Dato aparte es la gran abstención que se produjo en las elecciones donde se alcanzó el guarismo de más del 50%, lo cual es un llamado de atención también a la clase política dirigente.

 

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required