Jorge Basur
Jorge Basur

El 10 de octubre, la abogada Michelle Suárez juraba como Senadora de la República, y sería la primera vez que una persona trans ocupara un escaño parlamentario en Uruguay, pero una denuncia de falsificación de firma en un juicio la llevó a perder la banca.

El hecho de que asumiera por primera vez una legisladora trans, era algo de lo que no se conocía antecedentes en el mundo.

Así, la abogada Michelle Suárez juró como Senadora de la República, y fue la primera vez que una persona trans ocupó un escaño parlamentario en Uruguay.

La doctora Michelle Suárez provenía del departamento de Canelones y vive en la localidad de Salinas de ese departamento.

La Abogada Suarez fue protagonista activa de la ley de matrimonio igualitario y llego a ocupar una banca en el Parlamento.

Suárez hasta ese momento era militante del Partido Comunista del Uruguay, y ocupó la banca del Senador y ex Intendente Canario Marcos Carámbula quien está en uso de licencia.

Al asumir fue consultada sobre su próxima actividad parlamentaria y había manifestado que su intención, en primer lugar, era poder desde el Senado debatir e impulsar el proyecto del cual era coautora  la Ley Integral Trans. Dijo en su momento que esa es mi primera intención, que ya fue presentado en Comisión de Población y luego irá al Plenario y también buscar apoyo para la población trans que como sector social es el más vulnerable de todos.

También afirmó que una de las cosas más interesantes de conseguir es una visibilización, pero también una norma de acción afirmativa, algo que en Uruguay es muy incipiente, recién se empieza a caminar. El único antecedente es la acción afirmativa para la afrodescendencia. Se están buscando crear herramientas legales para que esa vulnerabilidad histórica de la población trans, en los accesos igualitarios y la protección de sus derechos, se pueda sortear con medidas específicas. Y creo que es un camino sumamente interesante y muy esperanzador.

Todo esto eran mieles hasta que a unas semanas de estar en el cargo surge una denuncia en su contra. En un juicio por la patria potestad de una niña de 6 años que comenzó en 2014. En ese entonces, el padre de la niña reclamaba visitas a su hija cuando se enteró que había renunciado a la patria potestad. Lo avalaba su firma en un documento judicial. Sin embargo, el hombre denunció que esa firma había sido falsificada y que él nunca había dado ese consentimiento. Su abogada era la actual senadora comunista Michelle Suárez.

El caso siguió su curso y paso a la Suprema Corte de Justicia y allí ante una pericia caligráfica se determinó que la firma era falsa y se procedió a enjuiciar a la abogada.

A raíz de todo esto el Partido Comunista del Uruguay le pidió la renuncia a la senadora suplente Michelle Suárez, dijo su secretario general, Juan Castillo, en declaraciones a la prensa, luego del informe contundente de dos expertos calígrafos, quienes concluyeron que la legisladora falsificó una firma en un juicio realizado años atrás.
“Es doblemente impactante. Lo habíamos seguido con mucha reserva y con mucha preocupación todas las denuncias y decíamos continuamente que íbamos a estar sujetos a lo que la justicia resolviera”, señaló Juan Castillo quien asumió la banca en su lugar.
“El fallo que acabamos de conocer es contundente, desde el punto de vista del PCU no hay dos lecturas, por lo tanto no tuvimos más remedio que solicitarle a la compañera la renuncia a su banca en el Senado”.

Mucho se había hablado sobre la llegada de Suarez a Senado, Ahora no queda otra que ver lo poco que duró la aventura de una legisladora trans en Uruguay.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required