Dr. Jorge Parodi Bernardi
Dr. Jorge Parodi Bernardi

Las denuncias realizadas por Martín Lema en relación a la gestión de ASSE, lograron culminar en una Comisión Investigadora, votada en la Cámara de Representantes, impulsada junto a un colega suyo, representante de la izquierda más radical.

Esta Investigadora como lo fue la de ANCAP está generando un gran nerviosismo en la fuerza política gobernante, al extremo que han resuelto formar una comisión interna que tendrá como objetivo recorrer el país tratando de resaltar lo hecho por el Frente Amplio en relación con la Salud en el Uruguay.

No se les ha ocurrido nada mejor que transitar el camino que más conocen que implica comenzar descalificando a quienes se le oponen.

Como quien se ha encarnizado con esta temática, sin darles ni un tranco de pollo de tregua, es un nacionalista lo primero que atacaron fue al Partido Nacional y su visión de la Salud Pública.

Por ello y como actor privilegiado de muchas de los aportes que el Partido Nacional ha hecho, desde el retorno mismo de la democracia y hasta el día de hoy a nivel local departamental, me he propuesto compartir con los lectores de La Democracia Digital un racconto de esos aportes.

Para su mejor comprensión lo he dividido en 3 capítulos:

El Ministerio Nacionalista del Primer Gobierno Democrático (1984 – 1990); La Salud durante el Gobierno del Partido Nacional; y Actualmente.

El Ministerio Nacionalista del Primer Gobierno Democrático (1984 – 1990)

Cuando la dictadura llegó a su fin, el primer gobierno democrático tuvo al Dr. Raúl Ugarte como su primer ministro de Salud Pública.

El Dr. Ugarte ocupó esa Secretaría de Estado en representación del Partido Nacional. Se trataba de un cirujano propuesto por Wilson Ferreira Aldunate.

Grandes aportes se realizaron durante su gestión en beneficio de la salud pública.

Proyecto de Reforma de la Salud

Wilson Ferreira Aldunate le pidió a su asesor en materia de salud, el Profesor Roberto Rubio que técnicos de su confianza redactaran un proyecto. El Dr. Héctor J. Lucián y quien suscribe fueron los encargados de redactarlo y el documento fue puesto a consideración del Dr. Gonzalo Aguirre Ramírez, para que le diera forma de ley.

Aquel proyecto de Seguro Nacional de Salud presentado en el Senado de la República por el Partido Nacional en 1986, fue ignorado por la mayoría estatistas que nunca aportó alternativa al mismo.

En su elaboración, quienes lo redactaron, tuvieron especial consideración en el único antecedente disponible, una propuesta elaborada por el Ministro socialista Dr. Pablo Purriel.

El costo per cápita estimado fue considerado inviable y por tanto se continuó con lo existente. En ese momento el país salía de un crisis económica muy grande, la inflación era de 3 dígitos y el Partido en el gobierno no contaba con las mayorías necesarias como para imponer a la población una carga tan importante que además, como ha sucedido en la actualidad, ha demandado un aporte del Tesoro Nacional, cada vez mayor.

Nueva estrategia para abordar el tema de la salud

Durante esa misma gestión nacionalista, se atendió lo acordado por la OMS en Alma Ata en el marco de su propuesta de “Salud para todos en el año 2000” y se impulsó la APS (Atención Primaria de la Salud) cuya ejecución tuvo destaque en la región centro del país, involucrando los departamentos de Tacuarembó y Durazno, impulsado por el también nacionalista Dr. Antonio Chiessa.

Mediante el Programa de APS se promovió la prevención de dos enfermedades pediátricas, la Infección respiratoria aguda (IRA) en invierno y la diarrea aguda (EDA) en verano, en lactantes residentes en asentamientos y zonas más carenciadas. Con ello se logró abatir la mortalidad infantil de manera muy importante.

Acciones en el Área de la Salud Mental

En 1985 quien suscribe asumió la Dirección del Hospital Vilardebó dando fin a un conflicto generado con los familiares de los internados y los funcionarios, que se habían opuesto al cierre de dicho hospital y que mantenían discrepancias con la Dirección.

Durante la nueva administración se controlaron los trabajos realizados por empresas contratadas para realizar arreglos en la planta física y fueron suspendidos algunos de ellos por su pésima calidad.

Se obtuvieron rubros extra presupuestales, lo que permitió remodelar sus cocinas, el comedor de los pacientes y algunas de sus salas.

Se contó con el apoyo de personal de la Región Militar Número 1 a cargo del General Berois, para limpiar y acondicionar los jardines que rodean al histórico Hospital.

En el año 1986 se trabajó, con la participación de todos los actores involucrados en la temática, en la redacción de un Programa de Salud Mental que fue aprobado por el Ministro a fines de ese año y que nunca pudo ser puesto en ejecución porque carecía de financiamiento.

En dicho Programa estaba contemplada la nueva estrategia, impulsada desde Italia, en materia asistencial para los pacientes crónicos, que propiciaba la deshospitalización y la creación de las casas de medio camino. Su implementación fracasó por falta de continencia familiar para dichos pacientes y por ausencia de recursos para la implementación de las casas de medio camino.

Incorporación de la Medicina Familiar en el Uruguay

Durante el año 1987 se impulsó la formación de Médicos de Familia, mediante cursos a cargo de expertos venezolanos aportados por la OPS.

En diciembre de ese año se inauguró el Primer Centro de Medicina Familiar del Uruguay, en una planta física ubicada en la calle Jackson que había pertenecido al Hospital Pedro Visca, el que había sido cerrado y cedido a la Universidad de la República.

En la construcción y amueblamiento de dicho centro se procuró dotarlo del nivel de confort propio del mutualismo, contando con música funcional, plantas de interior, muebles de madera, entre otras cosas. La aceptación por parte de los vecinos, por el nuevo estilo de atención y por el confort fue destacado reiteradamente.

Lamentablemente en la siguiente administración, discrepancia del nuevo Ministro de Salud Pública con el modelo implementado, culminaron con la interrupción de los servicios prestados.

De todas formas la Medicina Familiar continuó existiendo y muchos años después la Facultad de Medicina, que inicialmente se había opuesto por razones ideológicas, creó la cátedra de Medicina Familiar y Comunitaria que hoy dirige uno de los primeros Médicos de Familia, el Profesor Julio Vignolo.

En la próxima columna continuaré con la creación de la Administración de los Servicios de Salud del estado ASSE

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required