Ruben Castelli
Ruben Castelli

Explotable o no, esa es la cuestión.
De todas formas una vez más, como lo hizo tiempo atrás con la aparición de gas en nuestra plataforma marítima, y luego esa posibilidad se evaporó, el Presidente de la República, salió desesperadamente, sin esperar mayores y mejores resultados de informes técnicos, a decir que en Cuchilla del Fuego -Cerro Padilla- en el departamento de Paysandú, hay petróleo.
No hubo cautela de la que creemos, es la cabeza del Estado uruguayo en el anuncio, sino que, dale pum para arriba y que todos nos hiciéramos eco de la apresurada salida de nuestro Presidente.

Pero la verdad a ciencia cierta, de si existe en nuestro territorio petróleo se sabrá una vez que la empresa Schuepbach Energy inicie las tareas de perforación en la zona de Cerro Padilla.

Tan es así que la empresa Petrel Energy, principal accionista de la petrolera Schuepbach Energy, emitió un comunicado donde informa que el hallazgo ha sido catalogado como una acción “modesta”.

Es tal la desesperación de este gobierno de tratar de salir con algo que nos entretenga, pues la falta de agenda e ideas, parecería ser que apoltronó, victima, de la soberbia y acumulación de poder, que hace visible que los elegidos para las diferentes funciones, están ocupados en cuidar sus puestos, que generar oportunidades para los cientos de compatriotas desocupados que existen a lo largo de la República.

Por otro lado la salida obligada de Sendic en el gobierno, ha alivianado la pesada carga, que seguramente, más adelante, en épocas de votaciones se verá si fueron castigados o no por la ciudadanía. Hasta una encuesta, que vaya a saber quien la financió, salió por estos días, afirmando que el Frente subió en intensiones de votos. Discúlpenme, pero a otro perro con ese chip.

No les creo, nunca les he creído, pues son los campeones de la farsa y la fantasía, y nos quieren meter en su corte como simples bufones.

Lo de UPM, sigue sonando, hasta que se demuestre lo contrario, en otro aventurado anuncio de nuestras autoridades. ¿Existe una clausula de confidencialidad? ¿Algunos la han visto? ¿Cuándo se firmó y quien fue el encargado de hacerlo?

¿Qué es lo que se quiere acordar con UPM? ¿Hay informes ambientales? Quedaron de informar al Parlamento esta semana. No se presentaron y las dudas se acentúan.

Son acontecimientos que se van sucediendo de acuerdo a nuestra sensación térmica, de cómo según el tema del día, fluirán desde el Estado y sus medios de comunicación diferentes noticias, que podrán o no ser de interés nuestro.

En materia de política exterior, el Canciller Nin Novoa, se desgañotó explicándole al “Priorato de la calle Colonia”, la importancia de firmar un TLC con Chile, pero persisten las dudas, más allá, que quien entendemos nosotros manda, el Presidente Vázquez lo apalabró con su par chilena, pero si los “iluminatis” de la izquierda vernácula uruguaya no están en sintonía, no sale.

Es claro, han perdido la brújula, 13 años en el poder desgasta y lo que es claro, es saber y entender que el Presidente ya no tiene las fuerzas para controlar a varios grupos frenteamplistas.

Como ven, hay muchas cosas que están pasando y es el momento que nuestro Partido Nacional, comience a construir un gobierno para todos los uruguayos.

Debemos dejar de lado los intereses personales, celos y chismeríos de boliche para embarcarnos en una nave de ideas, proyectos que le devuelvan al uruguayo la libertad de andar en las calles, trabajar y producir sin ser blanco de la delincuencia, donde nuestros hijos y nietos vayan a escuelas, liceos o universidades realmente a aprender. Creo haberme referido a estos hace un buen tiempo, pero, créanme que es bueno recordárselos una vez más. Porque de eso se trata de estar más unidos que nunca.

Se le ha tolerado mucho al Frente Amplio, mucho. Hoy se les ha caído la careta y si tienen un poco de dignidad, no mientan más, no castiguen al trabajador y este tiempo que les queda al frente de este macramé, al que llaman gobierno, traten de no arruinar más al país y su gente.

Alguna vez escuché, que la libertad necesita ser conquistada y conservada por la conducta digna y perseverante del mismo pueblo, y si éste en vez de merecer o exigir con entereza gobiernos libres y honrados, se presta dócilmente a la explotación de círculos menguados o de sus gestiones personales, siempre peligrosas, tendrán el gobierno creado por su inepcia y por su cobardía; es decir, tendrán el gobierno que merezca su propia indignidad.

Somos oposición, construyamos nuestro destino, con firmeza, valor, ideas claras y militancia activa, viva y como en las grandes gestas del Partido Nacional.

Ubi concordia, ibi victoria, “Donde está la unidad, está la victoria”.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required