Ignacio Estrada Hareau
Ignacio Estrada Hareau

“Atrevido”. Así calificó el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, al diputado de nuestro partido Martín Lema. Está bien que seamos atrevidos, en el buen sentido. Si no el statu quo nos va a ganar, y no lograremos cambiar nada en este país que tanto queremos.

El diputado Lema le ha marcado al gobierno un montón de irregularidades en ASSE. La decisión de Lema de enviar una carta al presidente Vázquez pidiendo la opinión del presidente, sobre las irregularidades en ASSE, provocó el enojo de Miranda. ¿Estuvo mal el diputado Lema en atreverse a enviar una carta al presidente? ¿O no debería justamente un partido de oposición, atreverse a marcar lo que está mal de forma enérgica y proponer alternativas, más aún cuando se trata de irregularidades con perjuicio económico para nuestra población?

Viendo la definición de “atrevido” en un diccionario, se observan dos tipos de significado. Uno caracteriza a la persona atrevida como alguien con valor, que no siente miedo a realizar acciones que comportan riesgo. Otro califica a la persona atrevida como alguien descarado, insolente. Pienso que el diputado Lema, el diputado Iturralde (referido al tema Sendic) y otros integrantes de nuestro partido se han comportado de forma atrevida en el buen sentido: con valor. Y que como partido de oposición que aspira al gobierno, debemos ser atrevidos, debemos tener valor.

Con valor podemos cuestionar, podemos proponer cambios grandes para nuestro país. ¿Nos sirve estar en el Mercosur? El economista Ignacio Munyo propone motivos económicos para dejarlo; estudiémoslo, no sigamos en la misma política exterior solamente por inercia. Nuestro sistema educativo se ha quedado en el siglo XX (algunos dicen XIX) ¿no es hora de una verdadera revolución educativa? Con timidez no podremos encararla. Nuestras rutas e infraestructura no dan abasto y el sistema de PPP precisa cambios importantes; hay que verlos de forma urgente porque las inversiones luego llevan su tiempo en concretarse. Hay zonas de Montevideo donde han abundado las políticas sociales del gobierno y sin embargo dominan cada vez más bandas delictivas y las personas no tienen caminos sostenibles para salir de la pobreza; es hora de revisar lo que hace el MIDES para ver qué funciona y qué no.

Como las cuestiones anteriores hay muchas más a evaluar, porque estamos en un verdadero cambio de época en el mundo y en nuestro país. ¿Como partido, podemos proponer los cambios que el país precisa con timidez, tibieza, falta de ambición? Sin dudas que no. Debemos tener coraje y osadía. Hay que atreverse.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required