Jorge Basur
Jorge Basur

El reciente informe del Banco Mundial sobre educación calificó al Plan Ceibal y a la política de “Una computadora por alumno” implementada en Uruguay y Perú de “totalmente ineficaz”, pero increíblemente luego se retractó.

El Plan Ceibal una computadora un niño, fue implementado como barco insignia del primer gobierno del Presidente de izquierda uruguayo Tabaré Vázquez.

En su informe sobre el desarrollo mundial 2018 el Banco Mundial alerta sobre una crisis del aprendizaje en la educación a nivel mundial y llama a actuar en función de la evidencia. De acuerdo al informe, el programa “Una computadora por alumno” no tuvo impacto en los conocimientos de lectura y matemática.

El informe se llama “Aprender para hacer realidad la promesa de la educación” y en la página 23 en una sección en la que se ejemplifica acerca de políticas públicas destinadas a estos efectos, se hace énfasis en “garantizar que la nueva tecnología de la información y las comunicaciones pueda implementarse realmente en los sistemas actuales”. De esta forma, se destaca que aquellas intervenciones “que incorporan la tecnología de la información y las comunicaciones tienen, en algunos casos, los mayores impactos en el aprendizaje”, aunque “por cada programa de gran eficacia” hay otros “totalmente ineficaces”.

Entre los ejemplos de los programas eficaces se menciona el de “aprendizaje dinámico con ayuda de computadoras para estudiantes de escuelas secundarias en Nueva Delhi (India), que permitió obtener en matemática y lengua puntajes más altos que la gran mayoría de otras intervenciones de aprendizaje puestas a prueba en India u otros lugares”. En cambio, entre los “totalmente ineficaces” se hace mención a “Una computadora por alumno” en Perú y Uruguay, que “no tuvo impacto alguno en los conocimientos de lectura o matemática de los estudiantes”. Según el informe, “las tecnologías que no se adaptan bien a las condiciones reinantes no suelen llegar al aula o, si lo hacen, no suelen usarse”.

En el Informe sobre el desarrollo mundial 2018: Aprender para hacer realidad la promesa de la educación se sostiene que, sin aprendizaje, la educación no podrá ser el factor determinante para poner fin a la pobreza extrema, generar oportunidades y promover la prosperidad compartida.

Incluso después de asistir a la escuela durante varios años, millones de niños no saben leer, escribir ni hacer operaciones matemáticas básicas, afirma el informe.

La crisis del aprendizaje está ampliando las brechas sociales en lugar de cerrarlas. Los estudiantes jóvenes que ya se encuentran en una situación desventajosa debido a la pobreza, a conflictos, a cuestiones de género o a discapacidades llegan a la primera etapa de la adultez sin contar siquiera con las competencias más básicas para desenvolverse en la vida. Una vez conocido el informe por las autoridades gubernamentales uruguayas, la reacción increíblemente vino de la mano del Presidente del Plan Ceibal Miguel Brechner que difundió por medio del Semanario Búsqueda una carta del Banco Mundial que pidió disculpas y reconoció haberse equivocado al calificar al Plan Ceibal de “totalmente ineficaz”. Reconocemos que el Plan Ceibal es uno de los ejemplos a nivel mundial de cómo un programa puede llevar la tecnología a las aulas y ser un vehículo para acercar a maestros y profesores a soluciones innovadoras con el objetivo de influir sobre aprendizajes para potenciarlos”.

Y paralelo a esto las autoridades educativas realizaron una presentación de los resultados la Plataforma Adaptativa de Matemática —más conocida por su sigla PAM y que ofrece más de 100 mil actividades online de esta ciencia— hace que al cabo de tres años un estudiante demuestre un progreso de 8% más que quienes no son usuarios de ella. Así lo demostró un estudio de la consultora Cinve, a solicitud del Plan Ceibal, fue la primera vez que se evaluó el uso de la tecnología para el aprendizaje.

Los otros análisis que se habían acercado a la temática no usaban muestras representativas o se habían propuesto estudiar si el solo hecho de dar una computadora a cada niño hacía la diferencia a corto plazo.

Así Brechner, criticó el  informe del Banco Mundial porque, dijo, se basó “en un trabajo de 2009 que medía cuánto habían mejorado los estudiantes en Matemática por tener una computadora” y explicó que era esperable que los resultados en ese momento no cambiaran, ya que “por tener una computadora no se mejora en Matemática”. Y agregó que el Banco Mundial había cometió “errores”.

Los resultados de Cinve presentados alegraron a las autoridades del Plan Ceibal, que en diez años de existencia estaban más acostumbrado a los elogios que a las críticas.

De todo esto llama poderosamente la atención que en un informe tan pormenorizado y de una institución internacional de primer nivel se haya cometido esta equivocación.

Deja un comentario

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required